Introducción a Interoperabilidad y estándares en salud – Parte 1/2

Share on twitter
Compartir
Share on facebook
Compartir
Share on linkedin
Compartir

Compartir en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Interoperabilidad y estándares en salud
Interoperabilidad y estándares en salud

En esta 1era Parte haré hincapié en el concepto de interoperabilidad, desarrollando temas como ¿qué es la interoperabilidad?, definiciones, clasificaciones y tipos, beneficios que presenta, y en la 2da Parte abordaremos el concepto de estándares (definiciones, utilidad, beneficios, clasificación, etc.).

Definición de interoperabilidad

Existen múltiples definiciones de interoperabilidad (IO), pero una de las más difundidas es la propuesta por el IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), que la define como “…la habilidad o capacidad de dos o más sistemas de intercambiar información y utilizar la información intercambiada…”. Esta definición abarca dos ideas distintas: la primera es la del intercambio de información (IO sintáctica) y la segunda, la de que la información intercambiada pueda ser correctamente entendida, procesada y utilizada de forma efectiva por el receptor (IO semántica).

Interoperabilidad es la habilidad o capacidad de dos o más sistemas de intercambiar información y utilizar la información intercambiada.

En el ámbito de la salud, la IO posee un alcance más específico y se define como “… la capacidad de diferentes sistemas de información en salud (sistemas hospitalarios, departamentales, registros clínicos electrónicos, etc.) para intercambiar datos y usar la información que ha sido intercambiada dentro y a través de los límites de la organización, con el fin de mejorar la prestación efectiva de los cuidados de salud a individuos y comunidades…” (HIMSS, 2013).

Niveles o clasificación de interoperabilidad

Existen múltiples clasificaciones de interoperabilidad, muchas de ellas se solapan, y hasta incluso presentan cierta sinonimia, por lo que presta a confusión. Una clasificación práctica muy utilizada es la propuesta por el European Telecommunication Standards Institute (ETSI) que propone cuatro niveles de IO:

  • Técnica
  • Sintáctica
  • Semántica
  • Organizacional

Antes de empezar a describir cada nivel les aviso que si es que no se llegara a entender del todo no se preocupen, ya que al último se realiza una analogía, comparando todo esto con el envío de una carta postal o paquete, lo cual aclara mucho las cosas…

IO Técnica:

Se asocia generalmente con componentes de hardware o software, sistemas y plataformas que permiten la comunicación que tiene lugar de máquina a máquina. Este tipo de IO a menudo se centra en protocolos de comunicación y en la infraestructura necesaria de estos para operar. En una forma práctica se diría que es la infraestructura básica necesaria que dará soporte para la futura transferencia de un contenido.

IO Sintáctica: 

Relacionada habitualmente con los formatos de datos. Los mensajes transferidos por protocolos de comunicación necesitan tener una sintaxis y codificación bien definida, incluso si es solo en la forma de tablas de bits. Sin embargo, muchos protocolos transportan datos o contenidos, y esto se puede representar mediante sintaxis de transferencia de alto nivel, como HTML, XML o ASN 12. Este contenido puede ahora transferirse pero NO puede interpretarse y/o utilizarse con un fin determinado, y esto es lo que se representa en la imagen a continuación:

interoperabilidad sintáctica
interoperabilidad sintáctica

 IO Semántica: 

Nivel de IO que se asocia con el significado de los contenidos y se refiere a la interpretación humana del contenido, más que de la máquina. Por lo tanto, IO en este nivel significa que hay un entendimiento común entre personas sobre el significado del contenido (información) que se intercambia (se garantiza la correcta interpretación y uso de la información intercambiada, para lo cual se necesitan definiciones formales de cada entidad, atributo, relación, restricción y término intercambiado).

IO organizacional: 

Como su nombre lo indica, es la capacidad de las organizaciones para comunicar y transferir efectivamente (de forma significativa) los datos (información), a pesar de que se esté usando una variedad de sistemas de información sobre infraestructuras muy diferentes, a través de regiones geográficas y culturas distintas. La IO organizacional depende de que sean exitosos los niveles técnico, sintáctico y semántico.

Una buena analogía para entender los diferentes niveles de interoperabilidad es la utilización del correo postal: con este podemos enviar y recibir cartas y paquetes.

Si queremos que la carta o paquete llegue a destino, tenemos que proporcionar el nombre y la dirección del destinatario. También proporcionamos nuestro nombre y dirección en caso de que no se puede entregar. Toda la logística del sistema postal equivale a los protocolos de comunicación que posibilitan el intercambio de información entre sistemas (IO técnica). Sin embargo, el protocolo de entrega que utilizamos no especifica el contenido de nuestro envío. Los envíos pueden contener cheques, facturas o correspondencia personal, es decir, los diferentes tipos de elementos que se pueden enviar (IO sintáctica).

Además, el contenido puede estar escrito en diferentes idiomas, como japonés o inglés, y para comprender el contenido del mensaje se necesita tener un vocabulario que tanto el emisor como el receptor sepan interpretar (IO semántica).

Por último, la posibilidad de generar acciones por medio del contenido intercambiado: la carta enviada puede indicar que se debe hacer algo y su ejecución se puede asociar con la IO organizacional

Beneficios de la interoperabilidad en sistemas de información de salud

Justamente la mayoría de las promesas que se vislumbran con la utilización de estos sistemas de información en salud, precisan que los mismos puedan compartir información. Estos beneficios se pueden ver en los diferentes niveles del sistema de salud.

Nivel puramente asistencial

Con esto nos referimos en la labor cotidiana del profesional de la salud, la IO facilita el intercambio de toda la información del paciente entre los miembros de la red de atención. La disponibilidad de los datos correctos y completos, disponibles en estos sistemas interoperables, le permite a los profesionales tomar las decisiones diagnóstico terapéuticas con un conocimiento general del paciente, lo cual contribuye a una mejor atención médica.

Nivel organizacional

La utilidad está en la vinculación entre sistemas heredados, con diferentes lenguajes, protocolos de comunicación, sistemas operativos, interfaces, que precisan compartir y utilizar la misma información generada en múltiples lugares.

En el plano gubernamental

La salud pública basa su accionar en datos informados por los prestadores y aseguradores de los servicios de salud, que frecuentemente deben ingresar la información en múltiples sistemas, con la posible carga errónea y falencias en la completitud y la exactitud de la documentación. La IO y el uso de estándares ofrecen la oportunidad de reemplazar los informes manuales por automatizados, permitiendo disponer de datos disgregados por múltiples prestadores y aseguradores.

Desde el punto de vista económico

La IO permitiría mejorar la gestión de los servicios de salud y abaratar los costos. Esto puede lograrse, por ejemplo, disminuyendo la solicitud de estudios redundantes al asegurar la disponibilidad de resultados previos o eliminando la necesidad de llevar los resultados de los pacientes en papel de un efector a otro. Estos beneficios también se trasladan a la solicitud de medicamentos, estudios por imágenes e indicaciones quirúrgicas, así como internaciones y visitas no programadas a las centrales de emergencia, acotando en gran medida el gasto

Se estima que un sistema de salud nacional completamente interoperable podría lograr beneficios económicos importantes, con un ahorro neto que parece alcanzar el 5% del gasto total en salud, sin tomar en cuenta costos indirectos derivados de proveer mejor atención médica y los costos de acciones judiciales prevenidas.

Walker et al., 2005

Para profundizar más en las definiciones y conceptos tratados en este artículo les recomiendo los siguientes recursos, en los cuales me basé para escribir el presente artículo:

  • Campos, Fernando; Kaminker, Diego; Otero, Carlos. Principios de interoperabilidad en salud y estándares (Spanish Edition) (Posición en Kindle1138-1139). Edición de Kindle.
  • Walker, J., Pan, E., Johnston, D., Adler-Milstein, J., Bates, D. W., & Middleton, B. (2005). The value of health care information exchange and interoperability. Health Affairs, suppl. web exclusives, W5-W10-W5-W18.
  • Van der Veer, H., & Wiles, A. (2008). Achieving technical interoperability. European Telecommunications Standards Institute (ETSI)
  • https://standards.ieee.org/

Como les había comentado al inicio, les recomiendo leer la Parte 2 de esta introducción, donde abordaremos el concepto de estándares (definiciones, utilidad, beneficios, clasificación, etc.).


Seguí leyendo:

TEMAS RELACIONADOS

Share on twitter
Compartir
Share on facebook
Compartir
Share on linkedin
Compartir

Compartir en:

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp